Scroll Top

IA o la imposibilidad de un Storytelling emocional auténtico, trazando los límites

Desde que lo conocí, soy un apasionado del Storytelling, intento utilizarlo siempre que me es posible, aunque reconozco mis limitaciones, necesita dedicación, tiempo y porque no en una parte importante haber nacido para ello, pero con esfuerzo, casi todo en esta vida se consigue.

En los últimos años, la inteligencia artificial (IA) ha avanzado a pasos agigantados y ha revolucionado numerosos campos, desde la medicina hasta el transporte. Uno de los aspectos en la que es más empleada y ha mostrado un gran potencial es en la creación de contenido, incluido el Storytelling. 

Sin embargo, a pesar de los avances logrados, la idea de que los programas de IA pueden generar narrativas emocionalmente impactantes a mi parecer sigue siendo una quimera. En este artículo, intentaré razonar las limitaciones que la IA tiene a mi parecer en la creación de historias verdaderamente emocionales y las razones que hay detrás de esa imposibilidad.

La falta de humanidad: 

Aunque los programas de IA han demostrado ser capaces de generar textos coherentes y cohesivos, carecen de la experiencia humana necesaria para comprender y transmitir emociones de manera auténtica y real. Las emociones son complejas y están arraigadas en nuestras experiencias, relaciones y contextos de la vida real. La IA no puede interpretar todas las emociones que podemos sentir debido a su falta de experiencia personal y la incapacidad para crear emociones por sí misma.

La interpretación personal y subjetiva: 

Las emociones en el Storytelling a menudo se basan en la interpretación personal de los eventos y los personajes. Lo que puede evocar lágrimas en una persona puede no afectar a otra de la misma manera. La IA, al carecer de una perspectiva subjetiva, no puede comprender realmente cómo diferentes audiencias pueden responder emocionalmente de forma tan distinta a una historia. La imposibilidad de capturar la subjetividad humana limita la capacidad para suscitar narrativas verdaderamente emocionales.

La empatía y la conexión humana: 

La empatía es un componente fundamental del Storytelling emocional. Las personas se conectan con las historias cuando pueden identificarse con los personajes, comprender sus luchas y experimentar sus emociones. La IA carece de la empatía intrínseca necesaria para comprender y conectar con las emociones de los demás. Si bien es posible que pueda generar un relato que evite errores técnicos y sea gramaticalmente correcto, la falta de empatía condiciona su talento para generar una conexión emocional significativa con la audiencia.

Creatividad y la originalidad:

La creación de una narrativa emocionalmente impactante requiere de creatividad y originalidad, dos elementos que son difíciles de definir y cuantificar incluso para los seres humanos. La IA se basa en algoritmos y patrones preexistentes, lo que la limita para generar ideas verdaderamente innovadoras. Aunque puede originar historias que siguen una estructura narrativa básica, le falta la chispa creativa y la capacidad para sorprender al público, aspectos esenciales a la hora de redactar una historia emocionalmente llamativa, que sea capaz de atraparte.

El factor humano: 

El Storytelling es un arte arraigado en la condición humana. A lo largo de los tiempos, hemos compartido historias como una forma de transmitir conocimientos, valores y emociones. Las narrativas emocionalmente poderosas son gestadas por seres humanos que experimentan el mundo, entienden las complejidades de la vida y sobre todo intentan trasladarnos a nuestra parte más emocional.

No sé si en un futuro lejano o tal vez más próximo de lo que pienso, la IA pueda sustituir a “los contadores de Historias” pero mi opinión actual, si de un partido de futbol se tratará el Storyteller gana por GOLEADA a la IA, y dudo que sea capaz de sustituirlo.

Como bien dice Èlia Guardiola: “Estamos hechos de historias, de momentos y experiencias”. Mientras otros están hechos básicamente de patrones y algoritmos.

icono Inaki fondo transparente

IÑAKI LÉONARD

Especialista en Marketing Sensorial y Branding Emocional

Añadir comentario

− 3 = 1

Entradas relacionadas

Artículos recientes